Categoria: ciencia

¿Por qué no hay confianza en los políticos?

bebe y mono desconfiando mutuamente

Imagen: Janette Lewis en Pinterest.

Acaban de decir en un informativo televisivo que vivimos inmersos en una crisis de confianza. No es algo nuevo. Es una cantinela en la que medios y políticos llevan insistiendo desde el comienzo de la crisis. La pregunta que me planteo es si se está haciendo algo para recuperar la confianza, y más concretamente, la confianza en el político pues, nos guste o no, políticos van a existir siempre pues son indudablemente necesarios.



Descubriendo emociones gracias al neuromarketing

niño pequeño llorando

Foto: Up Your Ego en Flickr.

Investigadores de la Carnegie Mellon University han logrado, por primera vez en la historia, asociar distintos tipos de emociones a regiones cerebrales, lo que supone, en mi opinión, un importantísimo avance en las técnicas de neurociencia del consumidor.

Uno de los grandes problemas a los que debe enfrentarse el neuromarketing es definir con precisión qué respuesta fisiológica se corresponde con un determinado estímulo. De las técnicas existentes, el fMRI se revela como la más potente, al ser capaz de valorar con exactitud que región cerebral se activa a raíz de la exposición del individuo a un determinado estímulo. Sin embargo, hasta ahora la asociación entre actividad cerebral y emociones era un campo por descubrir.



El efecto de la felicidad en el comportamiento del consumidor online

hombre feliz en la playa

Foto: Haceme un 14 en Flickr

Tengo el placer de anunciar la reciente publicación del artículo titulado “The Role of Consumer Happiness in Relationship Marketing” en el Journal of Relationship Marketing. El trabajo ha sido fruto de la colaboración con los profesores Casaló y Belanche y aporta interesantes insights acerca del papel que juega la felicidad en el comportamiento de compra en Internet, y más concretamente, en las estrategias de marketing relacional.



Comunidades virtuales de enfermos crónicos

estetoscopio

Foto: jorgecorrea93 en Flickr

Acaba de ser publicado el trabajo titulado “Social networks as a tool to improve the life quality of chronic patients and their relatives”, dentro del “Handbook of Research on ICTs for Human-Centered Healthcare and Social Care Services”.

En esta investigación he tenido el gusto de participar con el neurólogo Javier Marta, del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, y Jose Mª Subero, asesor del Dpto. de nuevas tecnologías del Gobierno de Aragón. Un trabajo que surge a partir del proyecto fin de Máster de José Mª y en el que realizamos un análisis exploratorio del uso de comunidades virtuales en el ámbito sanitario. En concreto, tomamos como referencia la asociación AIDA, dedicada a enfermos de ictus y sus familiares, para determinar la forma de uso de redes sociales en este tipo de entornos.



+ followers – contenido

avatares de Twitter

Foto: guevo en Flickr.

De acuerdo con investigaciones precedentes la compartición de contenido en los social media puede depender de dos tipos de utilidad fundamentales: intrínseca y relacionada con la imagen. Un reciente estudio profundiza en la influencia de estos dos tipos de utilidad en la creación de contenido por parte de usuarios no comerciales en Twitter. Los resultados son muy sorprendentes.



Fundamentos y técnicas de neuromarketing

Ilustración del cerebro humano.

Foto: TZA en Flickr

A la hora de medir la reacción del consumidor a un estímulo (e.g. una imagen en un anuncio, la música ambiente en la tienda, el sabor de un nuevo refresco), la investigación de mercados cuenta con 3 grupos de herramientas básicas:

  • Mediciones comportamentales, como medir la cantidad o el tipo de producto adquirido o consumido, la circulación o el tiempo que el individuo pasa en una tienda, el número de clics o las búsquedas que realiza en nuestra web.
  • Mediciones verbales, en las que el individuo señala por ejemplo sus actitudes hacia la marca, sus intenciones de recompra o sus emociones.
  • Mediciones psicofisiológicas, como la conductividad de la piel, el ritmo cardíaco o las ondas cerebrales.


Viral de la semana: bostezos internacionales

El viral de la semana es para este vídeo, mitad broma, mitad ciencia. Se trata de un tipo que se ha recorrido medio mundo bostezando y, dado que el bostezo es una de las cosas más contagiosas que existen, las personas que rodeaban al susodicho han respondido con relajantes bostezos.



New members’ integration: Key factor of success in online travel communities

Acaba de ser publicado en la prestigiosa revista Journal of Business Research el trabajo titulado “New members’ integration: Key factor of success in online travel communities“, en el que he participado junto con los profesores Casaló y Flavián.

El trabajo analiza algunas de las variables más relevantes en el comportamiento de los miembros de una comunidad virtual y, por consiguiente, en la subsistencia del grupo. Concretamente, el trabajo se realiza sobre comunidades desarrolladas en torno al turismo y los viajes.



¿Qué hace a un contenido viral?

Interesantes resultados los obtenidos por Berger y Milkman en relación con los aspectos que determinan la viralidad de un contenido.

Está generalmente aceptado que los contenidos negativos presentan niveles de difusión superiores a los contenidos que poseen una valencia positiva. Sin embargo, los resultados de esta investigación ponen de manifiesto que son los contenidos positivos los más virales.

El estudio se basa en el análisis de noticias publicadas en el NYT y diversos diseños experimentales y la conclusión del poder de los contenidos positivos se completa con el papel de las emociones. En concreto, los autores llegan a la conclusión de que, independientemente de que el contenido sea positivo o negativo, las emociones que activan al individuo se relacionan con mayores niveles de viralidad. Así, estas emociones “activadoras” serían el enfado, la ansiedad y el asombro (en inglés awe, por ejemplo un nuevo descubrimiento científico o gente haciendo cosas extraordinarias). Por el contrario, la tristeza produce una sensación de relajación que afectaría negativamente al grado de viralidad.

Lo más interesante de este trabajo no es únicamente que proponga que el contenido positivo es más viral, sino también que estos resultados son consistentes al controlar otro tipo de factores. Así, los autores tienen en consideración cuestiones como el lugar donde se publica el contenido en la web o el autor, pero el efecto de lo positivo y de las emociones se mantiene.

Mucho trabajo por hacer en este campo.



Los límites de la co-creación

Foto: julianrod en Flickr

Foto: julianrod en Flickr

Cuentan que Steve Jobs no era precisamente un amante de la investigación de mercados. Según aquellos que le conocían Steve contaba que era suficiente con dar un producto a un niño para saber si iba a funcionar. Las re-invenciones que Apple lanzó de productos como los reproductores mp3, los smartphones o las tabletas se basaron fundamentalmente en la visión de una persona fuera de lo común. Ello no quiere decir que Apple dejara de lado a sus fans (perdón por hablar en pasado, mi personalidad androide me puede), pero desde luego no los tenía muy en cuenta en el diseño de los nuevos productos, sino sobre todo en el desarrollo de comunidades de marca que hicieran sentir especial a sus clientes, bien en foros online o en las propias Apple Stores.

Según un reciente estudio de Gustafsson et al. (2012), Steve sabía lo que hacía. Estos investigadores han demostrado hasta qué punto es interesante involucrar a los clientes en el proceso de innovación, lo que se conoce como co-creación. Los resultados ponen de manifiesto que escuchar los requerimientos concretos de los clientes no funciona cuando estamos diseñando una gran innovación, sí cuando estamos realizando pequeñas mejoras en productos pre-existentes. La razón parece descansar, y esto no es la primera vez que lo oigo, en que los consumidores no somos capaces de imaginarnos productos completamente nuevos. Funcionamos con expectativas creadas a partir de la experiencia, y si el producto es algo completamente nuevo difícilmente podremos crearnos expectativa alguna.

Estos resultados no invalidan la co-creación, pero si le pone límites. Debemos escuchar a los clientes por supuesto, pero también hemos de ser conscientes de que en ocasiones el cliente no es capaz de ofrecernos información útil cuando se trata de un producto o servicio del que no se tiene referencia alguna.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies