Categoria: distribución

Libertad para el creador: 5 ejemplos de los nuevos modelos de distribución

Ya son varios los proyectos 2.0 en los que el usuario del sistema diseña el producto o servicio que se ofrece. Es una verdadera revolución dado que se deja en manos del consumidor lo que antes era competencia del departamento de investigación y desarrollo, cuando no incluso de la gente de producción. La idea es aparentemente sencilla, pero requiere una excelente infraestructura de producción y logística, así como una aplicación de socialización y compartición de contenidos bien desarrollada. Paso a comentar algunos ejemplos que considero esclarecedores:

Ohmynews

Hay casos bien conocidos como Ohmynews, un ejemplo perfecto de periodismo ciudadano. Se trata de un medio de comunicación inicialmente surcoreano, pero que cuenta con versión en inglés y japonés. Gran parte de los contenidos que aparecen son generados por los propios lectores, en algunos casos periodistas profesionales y en otros, probablemente la mayoría, por ciudadanos de a pie. Si el artículo llega a aparecer en portada la empresa paga 20.000 won (12,6 €).

Threadless

Threadless opera de manera similar pero con camisetas y más recientemente con posters. Una persona manda el diseño para una camiseta. El resto de usuarios de la comunidad Threadless vota y comenta dicho diseño y los mejores llegan a la planta de producción y se venden como productos terminados a cualquiera que desee comprarlos. La decisión final no es de la comunidad sino de la empresa, la cual considera los votos y los comentarios realizados. Tiene su lógica porque podría darse el caso de que salieran adelante diseños políticamente incorrectos o ilegales si tuvieran muchos votos. El proceso viene muy bien explicado en la web de Threadless. El diseñador recibe un buen pellizco si el diseño es elegido (2000$), más otros incentivos en caso de que por ejemplo se venda todo el stock. Asimismo, es posible enviar propuestas de slogans para camisetas que siguen un proceso similar pero con premios de 200$, que tampoco está nada mal. El modelo de negocio ha tenido mucho éxito y les ha permitido abrir diferentes líneas de productos (e.g. posters, t-shirts para niños, una marca de distribuidor) o abrir su primera tienda física en Chicago que posee el mismo espíritu comunitario que su madre virtual (e.g. podemos conocer en tiempo real qué música se escucha en el establecimiento vía Last.fm). Esta utilidad de conocer qué se escucha en la tienda me parece muy interesante porque da una idea de la “personalidad” de la marca. En el caso de Threadless se escuchan temas independientes mezclados con grupos clásicos del rock de los 70s y 80s y grupos top actuales como Radiohead, lo cual nos deja claro el tipo de público al que se dirigen. Es una funcionalidad que deberían copiar otros establecimientos físicos que se apoyen en la música ambiental.

CafePress

CafePress es ya un viejo conocido. El modelo de negocio es parecido a Threadless, pero con algunas peculiaridades importantes.

Para empezar no sólo trabaja con camisetas sino que la línea de productos que pueden ser customizados por el usuario es amplísima: pegatinas para el coche, tazas, tangas, shorts, ropa para bebe, mochilas, gorras, libros y CDs. Por otro lado, el espíritu comunitario de Threadless no existe. El usuario de CafePress envía un diseño y la empresa le ofrece todas las utilidades necesarias para vender ese diseño (e.g. tienda online, sistema de pago, logística, producción, etc.). No es necesario pues que el diseño enviado sea elegido para que salga adelante. CafePress es un facilitador para diseñadores que no pueden acceder al canal de distribución tradicional. El precio lo establece el diseñador sobre un precio base dispuesto por CafePress. La diferencia entre el precio base y el establecido por el diseñador es enviada a éste de forma mensual. No hay costes fijos, aunque sí existe la posibilidad de montar una tienda premium que ofrece beneficios adicionales. Por último, CafePress no sólo se orienta a diseñadores que desean montar una tienda para vender online, sino también para aquellos colectivos o individuos que deseen un producto customizado (e.g. una taza con la imagen de su bebe recién nacido o un libro que regalar a los amigos).

Lulu

Lulu ofrece herramientas de maquetación para escritores, los cuales si lo desean pueden vender el producto a través de Lulu, en papel o como e-book, a cambio de una comisión del 20% que se queda la empresa. Lulu además ofrece una gran cantidad de servicios para la promoción del material creado, así como un mercado online en el que comprar los libros creados por los miembros de la comunidad Lulu y que cuenta con sus propios best-sellers. Es un servicio ideal para colectivos y escritores noveles que, al igual que ocurre con CafePress, tienen serias dificultades de acceder al canal tradicional.

Ponoko

Por último comentaré el recientemente aparecido Ponoko. Ponoko es una plataforma extraordinaria para diseñadores industriales aficionados o profesionales. Ofrece todo tipo de funcionalidades para tangibilizar las ideas o comerciar con ellas. Así, pongamos por ejemplo que tenemos la idea para el diseño de un taburete. Si no sabemos mucho de programas de diseño Ponoko nos permite utilizar un kit para diseño en 2D o 3D. Una vez diseñado elegimos entre los distintos materiales que ofrece Ponoko (plásticos y madera de momento). Después damos la orden a Ponoko para que el producto pase a la planta de producción, donde se tangibiliza gracias a las tecnologías de fabbing o producción digital directa (Direct Digital Manufacturing). Finalmente el producto llega a nuestra casa totalmente terminado. Si no queremos el producto terminado tenemos otras alternativas: (1) usar el kit de diseño de Ponoko para producir el producto en nuestra propia casa o (2) vender o ceder gratuitamente nuestro diseño a través de la web de Ponoko y con la licencia Creative Commons que queramos.

Ponoko no sólo permite materializar nuestras ideas sino también comerciar con ellas. Ya lo hemos anticipado para los planes de producto, sin embargo, el proceso es similar para productos terminados. Para ello, es necesario no sólo definir el diseño del producto, sino también los materiales y los lugares a los que se está dispuesto a enviar los productos terminados. En función de todo ello pondremos un precio a nuestro taburete. Ponoko nos impone un precio base según el diseño y el material elegido. Ponoko NO essambla los productos, SÓLO entrega las piezas, así que si vamos a vender un taburete, por ejemplo, cuando alguien nos lo compra Ponoko nos manda a nuestra casa o fábrica las piezas, nosotros las ensamblamos y nosotros las enviamos al cliente. Si el producto no necesita montaje o consideramos que éste es sencillo Ponoko envía las piezas al cliente directamente.

Como ven, cada vez son más los ejemplos que facilitan el proceso de distribución de los productos. Los creadores tienen menos impedimentos para ver sus ideas materializadas y, lo que es más importante, comercializadas a costes razonables y sirviéndose de herramientas promocionales efectivas.



Mobile Commerce: ojo que viene

En alguna que otra ocasión he comentado que las previsiones de la mayor parte de las empresas de investigación de mercados apuntan a que el comercio electrónico a través del móvil o mobile commerce explotará a partir del año que viene. Me sorprende como en conversaciones con algún empresario todavía existan dudas al respecto de esta cuestión pero en mi opinión, más allá de los resultados ofrecidos por Forrester y compañía, tenemos encima de la mesa una serie de pistas que no dejan lugar a dudas.

Por un lado, a nivel software está la apuesta de Google y otros grandes por el SO Android, así como los movimientos en aplicaciones como los navegadores, cuya guerra comenzará en breve con la llegada de nuevos productos como una versión de Firefox para móviles. A nivel hardware la batalla se presenta aún más interesante. Tenemos el éxito de marcas como Apple y su iPhone, o los geniales productos de HTC con su Diamond a la cabeza (ojo con los productos que están por llegar de HTC a partir de Septiembre). Nokia o Blackberry siguen en su línea de innovación, siendo el nuevo términal tipo concha de la marca canadiense el último ejemplo. Palm por su parte confirma, aunque con la boca pequeña, que lanzará sus nuevos productos basados en el SO Nova a finales del primer trimestre del 2009. Y qué decir de los últraportátiles. Un producto por el que nadie apostaba y que en estos momentos es la sensación del sector. Me gustaría ver la cara de los responsables de dilapidar el Foleo en Palm viendo el éxito de Asus o los planes de varias start-up para lanzar productos de bajo precio orientados a Internet móvil.

Es ahora el momento de que las empresas tomen posiciones. Google y otros ya lo han hecho, mientras que Microsoft, por ejemplo, para querer vivir de las rentas de su Windows Mobile. Los datos apuntan a que el sector de consumidores más jóvenes serán los primeros en adoptar másivamente el acceso a Internet vía móvil. Pero no serán los únicos ya que para el 2012 se prevé que el número de accesos vía móvil superará a los accesos tradicionales a Internet, todo un aviso a navegantes nunca mejor dicho.

Si me preguntan qué tipo de productos se venderán a través del móvil o si habrá alguna especificidad en los mismos, mi impresión es que sí y no. Me explico. Creo que al principio la oferta de productos será reducida. Probablemente serán sectores como la banca o el ocio los que realizarán los movimientos iniciales. La banca ofrecerá servicios, como la compra de acciones, muy adecuados a la movilidad. El ocio por su parte ofrecerá productos para el público jóven al que he apuntado anteriormente. Una vez superada esta fase no veo qué puede frenar la llegada de otros proveedores. Creo que la clave va a estar en el contexto de uso de los móviles o los ultraportátiles. Hasta ahora este tipo de gadgets se han venido utilizando en contextos agresivos que impedían realizar operaciones complejas al usuario de manera cómoda. Pero en el futuro el uso cambiará. Los viejos usuarios de PDAs lo sabemos bien. Estamos acostumbrados a sentarnos en nuestro sillón a revisar las noticias o los feeds. Es mucho más cómodo que sentarse delante de la pantalla del PC. En estas situaciones de uso, mucho más amables, el usuario realizará operaciones más complejas que descargar un politono o jugar con el Twitter: realizará la compra semanal en su supermercado favorito, actualizará su blog, buscará una bonita joya para su pareja, etc. Una pantalla reducida o las dificultades para entrar texto no obstaculizarán esto. ¿Apostamos?



Perfil de usuarios y estrategia multicanal de Economist.com

Recientemente Valeria Maltoni entrevistaba a Andreas Kluth, corresponsal del área de tecnología, y a Daniel Franklin, editor en jefe de Economist.com, sin lugar a dudas uno de los periódicos offline y online de referencia, no sólo en el ámbito económico, sino también en cuestiones políticas o culturales. Valeria comenta con Andreas y Daniel aspectos referentes al tipo de audiencia que sigue el periódico online y su comportamiento, así como algunas cuestiones muy interesantes sobre la estrategia de Economist.com que paso a resumir a continuación.



Los retailers se ponen las pilas

Mucho se ha hablado en las últimas semanas de la iniciativa de Starbucks “My Starbucks Idea“. Se trata de un proyecto que busca la implicación de los consumidores de la marca en el proceso productivo de la empresa. Básicamente, los clientes de Starbucks realizan sugerencias online sobre los productos y el servicio (no sobre precios porque eso no se permite o se filtra), de manera que cada sugerencia es votada por los propios consumidores bajo la promesa de la marca de llevar a la realidad aquellas ideas más populares. El proyecto ha sido todo un éxito, no sólo entre los usuarios de la marca sino a nivel publicitario, con decenas de bloggers hablando del tema.



Los productos saludables arrasan

Si alguno de vosotros tenía dudas acerca de cuál es la tendencia a corto plazo en productos alimenticios y bebidas os ofrezco unos datos aplastantes. Los nuevos productos de mayor éxito en el 2007 se caracterizan por su carácter light o saludable (datos en millones de dólares de ventas en canal minorista en EEUU, excluyendo Wal-Mart).



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies