Descubriendo emociones gracias al neuromarketing

niño pequeño llorando

Foto: Up Your Ego en Flickr.

Investigadores de la Carnegie Mellon University han logrado, por primera vez en la historia, asociar distintos tipos de emociones a regiones cerebrales, lo que supone, en mi opinión, un importantísimo avance en las técnicas de neurociencia del consumidor.

Uno de los grandes problemas a los que debe enfrentarse el neuromarketing es definir con precisión qué respuesta fisiológica se corresponde con un determinado estímulo. De las técnicas existentes, el fMRI se revela como la más potente, al ser capaz de valorar con exactitud que región cerebral se activa a raíz de la exposición del individuo a un determinado estímulo. Sin embargo, hasta ahora la asociación entre actividad cerebral y emociones era un campo por descubrir. El equipo de investigadores de la CMU han logrado, gracias al fMRI y técnicas de inteligencia artificial, identificar la zona, o más bien las zonas cerebrales que se activan con diferentes estímulos emocionales.

Las implicaciones de este avance para el marketing son tremendas, dado que las estrategias de marketing moderno se sustentan en la consecución de conexión emocional con el consumidor. De esta forma, será posible detectar con mayor precisión que en las tradicionales técnicas de entrevista o incluso muchas específicas del neuromarketing, qué emoción está evocando un spot, un package o un logotipo.

Más información en e! Science News.

Share