El Whatsapp de Sálvame

jorge javier vázquez y belen esteban vestidos de flamencos

Foto: ABC.es

Para mis lectores extranjeros o aquellos que viven en una cueva aislados del mundanal ruido, os diré que Sálvame es un programa de TV dedicado al cotilleo. Una referencia, mal que le pese a muchos, de la TV en España. Un producto que funciona bien, porque resulta entretenido sin obligar a las neuronas de uno a trabajar demasiado. Vamos, lo que suelo denominar “fast TV”. El programa se sustenta en los acontecimientos acaecidos no sólo con las celebrities más chonis del panorama nacional, sino también de la comercialización de los colaboradores del programa con su propia vida.

Recientemente Sálvame ha lanzado una iniciativa por la que los aficionados al programa pueden enviar su número de móvil vía web y ser incluidos en una especie de grupo de Whatsapp que permite recibir noticias del programa y convertir al televidente en un colaborador más, al poder mandar contenidos sobre famosos. La estrategia me parece un gran acierto por varias cuestiones:

  1. Favorece una conexión muy cercana, casi íntima con el espectador. No en vano, no hay herramienta de comunicación digital más privada que la mensajería instantánea.
  2. Se trata de una herramienta aceptada por la gran mayoría de los consumidores del programa. No hay por tanto costes de aprendizaje o de entrada.
  3. Sirve al programa como medio a través del cual obtener información sobre los famosos, creando una red de colaboradores aficionados con sueldo 0.
  4. La herramienta encaja perfectamente con el producto. Sálvame es cotilleo y Whatsapp es lo más parecido a la plaza mayor del pueblo, donde todo se comenta.
  5. Es la misma herramienta que utilizan los propios colaboradores del programa, lo cual crea mayor conexión con los mismos.

Probablemente veamos en los próximos meses un mayor número de iniciativas similares gracias a la posibilidad de gestionar Whatsapp vía web. Es, sin lugar a dudas, lo que le faltaba a la herramienta para entrar de lleno en el terreno comercial.

Share