Ikea contra sus comunidades de marca

Imagen: Epson291 en Wikipedia

Imagen: Epson291 en Wikipedia

Hace algunos meses os contaba el curioso caso de la marca Nutella, cuyo Dpto. jurídico decidió emprender acciones legales contra la organización del World Nutella Day, un evento en el que fans de todo el mundo expresaban su amor a la marca a través de recetas, imágenes, poemas, etc. Según Nutella, estos fans estaban haciendo un uso indebido de su marca. Finalmente se llegó a un acuerdo, pero la imagen de Nutella se vio perjudicada a nivel mundial, y lo que es más preocupante, entre sus consumidores más fieles.

Parece que las grandes marcas no han aprendido la lección. Cuentan en Gizmodo que Ikea ha iniciado el mismo camino, y no sólo contra una de sus comunidades de marca, sino con varias, como Ikeando, Ikea Hackers y Piratas de Ikea, a las que está obligando a ceder sus nombres de dominio y cambiar su denominación. Estás comunidades de fans realizan modificaciones de los muebles de Ikea, no para venderlos en tiendas ajenas, sino a modo de inspiración para otros usuarios. Sería como hacer recetas con Nutella, pero llevado a los muebles. Es tal el despropósito que ni siquiera las delegaciones de la compañía comparten las acciones emprendidas desde la central de la empresa sueca.

Algunas empresas creen que sus marcas son sólo suyas y que los consumidores deben permanecer ajenos al desarrollo de las mismas. Además, en el caso de Ikea, este tipo de tácticas legales se contraponen a los valores de la compañía; una empresa supuestamente moderna y preocupada por ofrecer productos de calidad, a buen precio y adaptados a las necesidades de la gente. ¿Qué mejor forma de satisfacer al cliente que permitiendo a otros clientes que mejoren tus productos? ¿Por qué no ver en estas plataformas una fuente de inspiración para la creación de nuevos modelos y líneas?

Share