La elección entre posicionamiento y usabilidad

Ayer al mediodía tuve la enorme suerte de charlar con Miguel Galve con el objeto de plantear futuras líneas de colaboración en el ámbito del m-marketing, entre otras cuestiones. Miguel es uno de esos casos de estudiantes universitarios que se dan con muy poca frecuencia. De hecho, en los 6 años que llevo de profesor en la Facultad de Económicas de la Universidad de Zaragoza no he visto caso similar. Miguel es un emprendedor a la vieja usanza pero que trabaja en los nuevos medios, toda una paradoja. Una persona que sin título universitario, sin avales ni padrinos, y con esfuerzo y autoaprendizaje se ha labrado una buena imagen en el sector de la consultoría de servicios de marketing con poco más de veinte años.

Uno de los temas de los que hablamos ayer fue la relación posicionamiento-usabilidad. Miguel es un experto en posicionamiento. Y es un experto de verdad, de los que pueden demostrar que varias páginas creadas por ellos mismos desde cero están entre los cinco primeros resultados de Google (probad “consultor marketing” en Google). De la charla extraje una conclusión que a las personas que trabajamos en usabilidad nos tiene que preocupar: una estrategia de posicionamiento no suele generar sites usables. Sites excesivamente voluminosos, con un grado de profundidad tremendo, un uso de los subrayados y la negrita basado en la posición de la web y no en la comprensión del texto o URL’s de gran extensión son algunas de las causas que me apuntó Miguel. La cuestión que me planteo es hasta qué punto están dispuestos a llegar los CEO’s. Dicho de otra forma, ¿dónde se encuentra el equilibrio, si es que lo hay, entre posicionamiento y usabilidad?

Hay un hecho indiscutible, y es que podemos tener 10.000 visitas al día, pero si estas visitas se encuentran con un producto que no hay por donde cogerlo no sólo no comprarán, sino que también no volverán y hablarán mal de nosotros. Por tanto, lanzo una sugerencia a los responsables web, que no a los expertos en SEO porque ellos son unos mandaos, para que prioricen usabilidad sin lo que desean es tener clientes fidelizados. Creo que es más razonable estar el 15 en la lista de Google pero con una tasa de retorno aceptable, que el 1 a base de visitantes que llegan por casualidad o que no llegan a comprender lo que se les ofrece en el site. Por supuesto que habrá casos de CEO’s que lo que quieran sean visitas, ya sabéis aquella forma de hacer negocio en Internet creando un servicio que visitan millones y luego venderlo. Pero en un sector maduro en muchas categorías de servicios y en estos tiempos de crisis, merece más la pena tener clientes satisfechos y leales.

PD: el chiste de la imagen es muy bueno, haced clic.

Share