La Universidad en coma

RecortesCreo no haber exagerado mucho con el título de esta entrada. La Universidad, al menos en España, está en estado comatoso a todos los niveles. Los estudiantes no entienden y sufren los cambios en los planes de estudio, los recortes y retrasos en las concesiones de becas, el aumento de las tasas, el hacinamiento en las clases y el mal estado de las aulas. A modo de ejemplo, en la Facultad de Filosofía y Letras de Unizar se cayó un trozo de techo y el armazón de los fluorestentes en menos de 24 horas. A mi personalmente y a otra profesora casi nos cae encima una placa de escayola, y Dios sabe que hubiera pasado.

Estos días se habla mucho de la intención del ministro Wertz de implantar el sistema de 3 años de Grado más 1-2 de Máster en muchas de las titulaciones. Las Universidades públicas lo rechazan y parece que han pactado seguir con el sistema actual, pero mucho me temo que las Universidades privadas lo implantarán cuanto antes, sabedoras del efecto llamada que puede tener el hecho de que uno pueda ser graduado en Economía un año antes. Este tema, como tantos otros despropósitos del modelo Bolonia, se hizo mal desde un principio. Mientras en los países más avanzados el 3+2 es la fórmula habitual, aquí quisimos ser originales. Personalmente, a mi no me disgusta el modelo 3+2 pero siempre que se haga con unas tasas adecuadas y con unos planes bien diseñados. No digo que el precio del crédito de un Máster tenga que ser el mismo que el de un Grado, pero tampoco las diferencias que se están barajando. Pero más importante aún son los planes de estudio.

Charlaba ayer con los alumnos precisamente sobre este tema. Son alumnos de 4º y no están precisamente contentos con la formación recibida. Luego las encuestas y rankings que tanto gustan a algunos dirán lo que quieran, pero el hecho de que alguien se matricule en un Grado sobre la materia X y no vea prácticamente nada de esa materia hasta 3º no es de recibo. Hace tiempo un alumno de 1º o 2º me decía que 3º era la “tierra prometida”. Y es que para el que no lo sepa los planes de estudio no se hacen pensando en los estudiantes, sino que antes los diferentes departamentos negocian para que ninguno de ellos pierda horas de docencia y poder. Así de tristes son las cosas. Una vez el Plan de Estudios ha sido aprobado la lucha de poder entre los departamentos continua. Este año me ha pasado algo nuevo en mis 12 años como profesor universitario, y es que la gente no me cabía en clase. Respuesta de Unizar, dejar las cosas como están. Esto ha pasado siempre, pero ahora que no hay dinero para lo más básico imagínense.

Quiero terminar con un tema del que poco se habla porque a muchos no les interesa, y que es cómo evaluar al profesorado. A los responsables políticos y universitarios se les llena la boca hablando de lo importante que es la investigación. Sin embargo, los investigadores necesitan motivación, cosa que hoy no existe. Estoy hablando de los profesores funcionarios ya que el resto sí han de investigar si quieren acreditarse y optar a plazas. Hoy en día puedes publicar en las mejores revistas del mundo que vas a tener la misma recompensa que alguien que no investiga. Para ser exactos ganas algo más de dinero con los sexenios, pero es una cantidad ridícula que no compensa el esfuerzo. ¿Es razonable que un investigador puntero tenga la misma carga docente que el resto? Evidentemente no. Pero los responsables políticos y la Universidad quieren sólo profesores, o al menos es lo que demuestran. Básicamente, que se convierta la Universidad en una Academia. En definitiva, que la motivación, por sueldo o por reducción de carga docente, es CERO. Quien investiga lo hace por vocación, pero llega un momento en que uno se cansa de no ver reconocido su trabajo o de perder el tiempo buscando financiación y haciendo papeleos. El resultado de todo esto no tardaremos en percibirlo, seguiremos siendo mano de obra cualificada y barata, pero las patentes y los beneficios serán de los alemanes o los americanos.

 

Share