Entertainment and Informational Aspects as Precursory Factors of Attitudes and Behavioral Intentions in Mobile Advertising Environments

Foto: Rinkel80 en Flickr

Foto: Rinkel80 en Flickr

El próximo 9 y 10 de noviembre se presenta en la International Business Information Management Conference (13th IBIMA) el trabajo titulado “Entertainment and Informational Aspects as Precursory Factors of Attitudes and Behavioral Intentions in Mobile Advertising Environments“.

Se trata del primer resultado “oficial” del proyecto m-Advertising Attitudes, realizado por mi, junto al profesor Carlos Flavián y una excelente incorporación a nuestro grupo de investigación, Isabel Iguacel.

El trabajo, del cual os dejo un borrador, analiza la influencia de las percepciones de entretenimiento y capacidad informativa de la publicidad móvil sobre las actitudes hacia este tipo de anuncios, entre otras cuestiones.

Mucho se ha dicho acerca de las posibilidades de los soportes móviles para ofrecer experiencias más agradables y entretenidas, así como para llevar a cabo campañas más personalizadas a los mercados objetivos, pero pocos son los resultados empíricos serios al respecto. Los resultados de la investigación nos llevan a dos conclusiones fundamentales:

  1. La capacidad informativa y el entretenimiento que pueden ofrecer las campañas móviles influyen de manera positiva sobre las actitudes a este tipo de publicidad. Esta es la parte buena.
  2. Esta capacidad de entretenimiento y capacidad informativa no está siendo aprovechada por los anunciantes, ya que los usuarios encuestados puntúan muy bajo las percepciones sobre ambas características. Esta, evidentemente, es la parte mala.

La recomendación para los anunciantes es clara. Debe aprovecharse el potencial de la publicidad móvil para interactuar con los receptores de los mensajes, creando esperiencias más agradables, no intrusivas y que aporten una información de calidad y personalizada. En estos momentos los esfuerzos publicitarios se siguen concentrando en SMS y MMS, un tipo de formato que en sí mismo no es malo, pero que sí está siendo gestionado de forma errónea. Se abusa de este tipo de formato y no se orienta a establecer relaciones sino a la venta más agresiva.

La publicidad móvil ofrece grandes posibilidades, como el uso de redes sociales para la transmisión de mensajes, realidad aumentada o aplicaciones al estilo de los iPhone. La banda ancha móvil, que poco a poco se va implantando en nuestro país y el resto del mundo, junto a móviles de mayor capacidad incrementarán aún más estas posibilidades. No obstante, nada de esto servirá sino se observa un cambio de estrategia entre los anunciantes.

Share