Primeras impresiones del MWC 2014

Samsung Galaxy S5

Imagen: Samsung Galaxy S5 en ABC.es.

Si algo han dejado bastante claro los primeros anuncios realizados en el MWC de este año son, en mi opinión, los siguientes aspectos:

  • Madurez del segmento alto: esto es algo que ya vimos con la última versión del iPhone y que se vuelve a poner de manifiesto con los anuncios de ayer de Nokia. El segmento de smartphones de alta gama tiene un potencial de crecimiento muy bajo, al menos en los países más desarrollados, que es donde las ventas están lógicamente más concentradas. Nokia dio ayer el bombazo anunciando el lanzamiento de modelos bajo Android, eso sí, capados para no hacer la ola a Google y que no se nos enfade la gente de Microsoft. Los nuevos Nokia serán de precio bajo, muy bajo, en línea con las apuestas que hasta ahora parecían sólo cosa de marcas de medio pelo. Quizá es que Nokia se ha convertido en eso… 
  • Integración con tecnologías “vestibles”: la conocida como tecnología “vestible” o wearable technology (smartwatches, pulseras, etc.) parece el Santo Grial para marcas como Google, Sony, Samsung y Apple, que como decía antes, ven que el segmento de precio alto se está estancando. Así que la mejor forma de animar este segmento es ofrecer una experiencia integrada con otros dispositivos. Es decir, nadie en su sano juicio se va a comprar un Galaxy Gear si no tiene un androide de Samsung, o al menos un androide, con el que sincronizarlo. Lo mismo pasará con las Glasses de Google o con los dispositivos que lanzará Apple.
  • Se acabaron las apuestas arriesgadas entre las grandes marcas: los líderes del mercado se están volviendo peligrosamente aburridos. Lo vimos con el último iPhone y lo acabamos de ver con el S5. El S5 es un smartphone fantástico, más potente, más fino y más seguro, pero no ha sorprendido a nadie. Nada de pantallas curvadas, mucho menos flexibles, o reconocimiento de iris. Dicho de otra forma, las telecos se parecen cada vez más a las empresas de automóviles, que lanzan leves mejoras de sus productos estrella (e.g. Corsa, Fiesta) para alargar el ciclo de vida del mismo lo máximo posible. Probablemente, las innovaciones las veremos en modelos completamente nuevos para no arriesgar la imagen de marca de los iPhone y compañía.

Mención aparte merece la intervención del fundador de Facebook que básicamente vino a presentarse como el salvador del mundo con el proyecto Internet.org. Una iniciativa en la que participan algunas grandes marcas y que pretende llevar conectividad a cualquier parte del mundo y ofrecerla de manera gratuita. La idea es buena, quién va a decir lo contrario, pero difícilmente se va a llevar a cabo si las operadoras, que son las que dan la conectividad, ni los Gobiernos participan en el proyecto. Así que plas plas Mark, pero para esto te podías haber quedado en tu casa.

Share