Rizando el rizo: venta de langostas vivas en máquinas expendedoras

Creía que lo había visto todo en vending, pero me encuentro con máquinas expendedoras de langostas vivas. Realmente arriesgado, considerando las particulares condiciones ambientales que requiere este producto y lo difícil que es controlar adecuadamente los niveles higiénicos de este sistema de distribución. Por favor, las langostas se las coman, si tienen presupuesto claro, en un restaurante como Dios manda.

Foto: Secretlifeoflobsters.com

Lo gracioso es que los ejemplos no terminan ahí. La imaginación de los japoneses no parece tener límites. Así, dando un paseo por Tokio podemos hacernos con:

  • Ropa interior de señoritas nueva y USADA (mitad realidad, mitad leyenda urbana)

Foto: Photomann.com

  • Huevos (de los que se cuecen o fríen)

Foto: Japanguidebook.com

Más ejemplos en Japanguidebook.com

Share