Interesante la acción experiencial realizada por KLM. Supuestamente, en aras de mejorar el servicio que prestan a sus clientes en el aeropuerto de Amsterdam, han ideado un sistema para devolver lo más rápidamente posible los objetos perdidos a sus dueños.

Según cuentan en el vídeo viral realizan una monitorización de las redes sociales para detectar si algún pasajero ha perdido algo. Después, se avisa al personal para que busque el objeto y se lo entregan gracias a la ayuda de un perro.