Mucho se está hablando del último anuncio que Loterías y Apuestas del Estado ha lanzado para el mayor evento del año, la Lotería de Navidad. Por lo general, las críticas son buenas, lo cual no me sorprende. Es una pieza que trata de tocar la fibra de la gente en aquello que más le duele en estos momentos; la pobreza, el paro, el sentirse excluido, la vergüenza de no poder sacar a tu familia adelante. Pero la historia tiene un final feliz, el amigo del bar, ese pequeño empresario que a pesar de estar pasándolas igual de putas se acuerda de su cliente de toda la vida, ese que ya no tiene dinero ni para ir a tomarse un café.