Desde hace tiempo la marca de caramelos Skittles viene asombrándonos con spots transgresores, pero su última apuesta para celebrar el Día de la Madre es, sin lugar a dudas, el trabajo más controvertido. Juzgad vosotros mismos.

P.D.: te quiero mucho mami.