Torturando humanos por una buena causa

Hasta a un amante del gore y la publicidad más bestia y bizarra como yo le ha parecido fuerte la campaña llevada a cabo por la empresa de cosméticos Lush el año pasado.

Entre las distintas acciones destaca una performance realizada en uno de los establecimientos de la firma en Londres y en la que durante 10 horas una joven actriz es sometida a simulacros de torturas. Torturas a las que muchas empresas de cosméticos someten a indefensos animales. Y es que la experimentación animal es la causa apoyada en la campaña. Vean y juzguen.

Share