¿Estudios de usabilidad con tipos borrachos?

Ayer leía un artículo en Fast Company que comentaba como la gente de Bump (una app móvil que sirve para intercambiar archivos y contactos) había testado la aplicación yendo a pubs para que la gente la manejara en el contexto exacto de uso de la misma. Lo cierto es que tiene bastante sentido. Las aplicaciones móviles son usadas en entornos donde existen muchas distracciones y en las que en muchas ocasiones la capacidad cognitiva del usuario está afectada por el alcohol.

En todo caso, pensaba que esta era una técnica un tanto underground, pero acaban de informarme de una empresa especializada en estudios de mercado (Three Sheets Market Research) que sigue la misma tónica. Además, nos ofrece vídeos de las sesiones. Insisto, más allá de cuestiones morales sobre el consumo de alcohol, el procedimiento tiene bastante sentido para segmentos y productos concretos.

Test de Windows 8:

Test de uso de una web para personalización de sneakers:

Share