Viral de la semana: Sólo y helado en la parada del autobús

En los últimos tiempos nos estamos acostumbrando a estrategias de prankvertising muy impactantes, quizá demasiado. Bromas más que pesadas a incautos viandantes que nos dejan perplejos y pensando dónde se encuentra el límite. Campañas que alcanzan una elevada notoriedad, pero que en muchos casos su efecto en la imagen de marca o en la efectividad de la transmisión del mensaje es más que cuestionable.

Pero no todas las agencias y anunciantes apuestan por este tipo de orientaciones. Desde Noruega nos llega esta propuesta para llamar la atención de la situación de los menores en el conflicto de Siria. Un niño se encuentra sólo y helado en la parada de un autobús. La gente se acerca y le pregunta por su situación. Algunos se deshacen de su abrigo y se lo entregan al pequeño (cuestión aparte los que le dejan unos guantes…).

La carga emocional del spot es indudable, pero no tengo muy claro que sea la emoción más adecuada. Desde mi punto de vista, este spot transmite tristeza, y la tristeza no es buena consejera en esto de la publicidad viral, pues es un tipo de emoción de baja activación. Dicho de otra forma, no motiva al individuo a hacer cosas, como sí lo hacen otro tipo de emociones como la ira.

Os dejo con el vídeo. Que lo disfrutéis. Y no olvidemos a Siria.

Share